lunes, 3 de julio de 2017

¡He terminado mi novela! #ProyectoCat

Hola a todos. Hoy os escribo para anunciar que, después de siete meses y medio, he terminado mi quinta novela, a la que había llamado Proyecto Cat (en Twitter con el hashtag #ProyectoCat). Hablé de ella por primera vez en esta entrada. Estoy muy emocionada, como siempre que acabo una novela, pero además hay dos aspectos importantes acerca de esta. Bueno, tres.

Lo primero es que, como ya dije cuando acabé Lavinia es libertad, he conseguido por fin un hábito de escritura (lo expliqué aquí). Desde finales de 2015 me propuse escribir todos los días, aunque esté cansada o no tenga inspiración, aunque crea que estoy escribiendo un churro: el caso es hacerlo con regularidad. Pues Proyecto Cat lo empecé el 20 de noviembre y terminé ayer, 2 de julio. Tiene 171.000 palabras, 418 páginas en Word (lo de las páginas, de todas formas, depende del tamaño de la letra, del interlineado...). Sí, es un novelón (en extensión, jé). Pero lo que más me sorprende es que he llegado a una media de más de 700 palabras al día, lo cual para mí es una locura. De media. O sea, que en la práctica he escrito unas 1.000 al día, porque en febrero estuve un par de semanas sin escribir. He sido un poco más inconstante que con Lavinia es libertad, pero he escrito mucho más. Y espero que mejor, pero eso ahora mismo no lo puedo saber.

Lo segundo es que, como ya he dicho, tiene 171.000 palabras. Es mi novela más larga con diferencia; la sigue mi segunda novela, con 125.000. Tiene un ritmo lento, porque me centro en el desarrollo psicológico de la protagonista, Catalina, y no tanto en la acción.

Y lo tercero es que Proyecto Cat ha sido un auténtico bote salvavidas. El arte cura, chicos, porque yo he tenido un año complicado y este es el resultado. La literatura cura. Claro que tenía ya planificada la historia al detalle, que me hacía mucha ilusión... pero eso casi siempre lo tengo. Soy consciente de que la he escrito, digamos, a borbotones, y que me tocará una corrección exhaustiva. Pero lo cierto es que nunca había sido tan productiva en mi vida, y además con un resultado con el que, en principio, estoy satisfecha.
También he de decir que los últimos dos años estoy leyendo más y mejor, notablemente mejor. Estoy leyendo variado. Antes me limitaba a literatura juvenil y a algún clásico, pero ahora estoy probando nuevos géneros (biografías, no ficción en general, contemporánea extranjera...), libros que pensaba que no eran mi estilo, y mi capacidad de (auto)crítica ha aumentado considerablemente, así como ideas para nuevas historias. Leer mucho no te convierte en buen escritor, pero para ser un buen escritor tienes haber leído mucho y variado. Todo esto lo digo porque, hablando con muchos de vosotros, sé que nos solemos encontrar con los mismos problemas: falta de inspiración, falta de constancia, falta de tiempo, bloqueos. Y yo, después de tres novelas sin orden, planificadas pero no en profundidad, escribiendo cuando me salía de las narices, por fin he consolidado un sistema que me funciona bien. Os lo recomiendo porque el resultado, además, es muy gratificante.

¿Qué haré con esta historia? Bien, lo primero, como he dicho, una primera corrección, sobre todo estilística (repeticiones, faltas gramaticales y ortográficas) y de coherencia general (de tiempo, espacio, nombres...). Cuando acabe esa primera corrección, la dejaré en reposo,  o, como decíamos en el curso de escritura Piratas de tinta, en barbecho. Necesito hacer la corrección "seria" de Lavinia es libertad después de un año sin tocarla y dejársela a lectores cero. Si todo sale bien, la presentaré a un concurso (no puedo decir cuál). Y en septiembre volveré a esta, haré una segunda corrección algo más profunda, se la dejaré a alguien y luego, barbecho un año o nueve meses. Creo que es el mejor método para detectar errores y conseguir cierto distanciamiento.

Si queréis leer algo de esta novela, a la derecha del blog hay un gadget con etiquetas; si pincháis en la de Proyecto Cat os saldrán los fragmentos que he ido colgando a lo largo de los meses. A lo mejor colgaré más en un futuro.

¿Qué haré a partir de ahora? Bueno, tengo muchas ideas para nuevas historias, pero he de admitir que ninguna está desarrollada. Tengo mis sospechas sobre cuál será la siguiente, pero ni siquiera lo sé. Voy a estar unos meses muy centrada en las que ya tengo escritas, así que os avisaré cuando comience una nueva; probablemente hasta finales de año nada. Pero nunca se sabe... a lo mejor retomo mis relatos, que hace mucho que no escribo.

En fin, poco más. No sé si me he dejado algo en el tintero, espero que no. Muchísimas gracias a todos los que me animáis por aquí: es precioso que personas que nunca me hayan visto ni oído mi voz tengan un interés genuino por mis escritos (especialmente debo nombrar a Edurne, a Aida, a Dina, a Marina y a Adol). De verdad, es una emoción enorme. Y a los que sí os conozco también os doy las gracias, eh. Y os repito que si yo he podido, vosotros también. Y que si me necesitáis, aquí estoy.

También os recuerdo que cada vez estoy más activa en Twitter y en Goodreads. Esta última es una red social maravillosa para lectores, yo estoy encantada. También os agradezco el interés que últimamente despiertan mis reseñas allí. Me anima mucho a seguir haciéndolas.

Un abrazo,
Laura TvdB.

2 comentarios:

  1. ¡Felicidades Laura! Cinco ya y yo que voy por la segunda después de haber terminado la mía hace poco más de un mes. De momento estoy haciendo como tú y esperar para hacer las correcciones. Cómo te entiendo con lo de escribir todos los días, lo bien que me ha sentado ir poco a poco después de tanta indecisión y no terminar de aparecer la idea que quería. Me alegra mucho que continúes escribiendo y que el proyecto Cat te haya dado tan buenos resultados.

    ResponderEliminar
  2. Laura. Ni siquiera sé cuándo empecé a seguirte, pero las interacciones que hemos tenido y la de veces que me he leído tus reseñas por el simple hecho a veces de leer tu forma tan bonita y concisa de escribir, ha hecho que te coja un cariño extraño. Supongo que las redes sociales tienen ese poder; esa magia.

    Por ello no puedo estar más contenta con tus logros. Por lo que he visto en Twitter, creo que entiendo tu dolor más de lo que me gustaría y no sabes lo que me emociona ver que finalizas tus proyectos, que creas arte. En mi caso no ha sido muy favorable. Por ello te admiro tantísimo.

    Ojalá algún día poder leer alguna de tus novelas en papel. Creo que tienes mucho futuro, que me caes genial y te deseo lo mejor, la verdad.

    Y ya paro de repetirme y ponerme ñoña. ¡Un abrazo enorme y enhorabuena de nuevo! <3

    ResponderEliminar

Aquí puedes opinar, criticar o comentar acerca de lo escrito, siempre con respeto y educación hacia mí y hacia otros lectores. No hace falta tener cuenta. Te pido, por favor, que cuides tu expresión escrita.