sábado, 12 de diciembre de 2015

Él era Londres.

¡Buenas tardes! Os dejo un relatito que escribí cuando estaba en Londres. Recuerdo que estaba en Green Park bajo la mirada atenta de una ardilla. Espero que os guste.

Él era Londres

Él era Londres: era cambiante, tumultuoso, magnífico y sobrecogedor. Sus palabras se parecían a los autobuses y taxis y coches: forman un tráfico denso que cuesta asimilar. Las metas, siempre dinámicas e imparables. Conocía a muchas personas, un fluir constante y mareante de caras que solo pasaban una vez, o tal vez dos o tres, por su vida. Algunas se quedaban y no se iban, como yo.
Él era diferente, extranjero, inabarcable. Turbio como el Támesis, brillante como la lluvia. Yo era más quieta, variada, con recuerdos antiguos que se deslizaban a mi alrededor. Tenía la imagen antigua y el alma moderna. Era intensa, colorida, gris y verde como el cielo y los árboles, marrón tierra como el otoño; orgullosa, decidida, feliz.


Él era Londres. Yo era Madrid.

   Laura TvdB, 15 de julio de 2015.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Aquí puedes opinar, criticar o comentar acerca de lo escrito, siempre con respeto y educación hacia mí y hacia otros lectores. No hace falta tener cuenta. Te pido, por favor, que cuides tu expresión escrita.