jueves, 31 de diciembre de 2015

Actualización

Buenos días, lectores. Como hoy es el último día de 2015, quería hacer algo en mi blog. Y va a ser una actualización de la novela que estoy escribiendo, L. es libertad.

Llevo más de 65.000 palabras. Es decir, que me quedan unas 20.000 o algo menos (al final resulta tener más palabras de las que pronostiqué en su momento). Estoy terminándola. Y apenas me lo creo, porque tardé casi cuatro años en terminar Flor de lis. Pero L. es libertad ya estaba bien pensada en mi cabeza cuando la empecé, así que no me he quedado atascada más que levemente al comienzo. Pero lo más importante es que por fin he conseguido ser constante. Hablando con una persona que también escribía me animé a ponerme cada día un poco, aunque fuera un párrafo, pero sin falta, gotita a gotita. Nunca había sido capaz de hacerlo regularmente, un día podía escribir cinco páginas y el mes siguiente nada. Pues eso ha cambiado, porque ahora escribo un mínimo de 400-500 palabras al día, últimamente más.

Así que llevo más de 120 páginas en Word, gran parte de la historia, y es lo más destacable de mi 2015. Por lo demás no ha sido un gran año, no hay mucha cosa que mencionar. A excepción de esta: L. está viva en mis páginas, y lo mejor es que me gusta cómo está quedando, me gusta cómo lo estoy escribiendo, desarrollando, moldeando. Es posible cumplir un sueño, es posible ponerse metas y cumplirlas a base de disciplina y constancia. No he pasado a hacer esto de un día para otro; los objetivos se cumplen poco a poco, sobre todo si conllevan un cambio notable en nuestros hábitos. Pero por poder, se puede, y yo he podido hacer de la escritura (de novela) un hábito, una costumbre. Siempre he necesitado escribir, puesto que es lo que me llena y me completa. Pero he logrado "rutinarlo", y eso no resta placer, lo multiplica. Así que, si vosotros estáis en una situación semejante, sea con la literatura o sea con otra cosa, os animo a que espabiléis. Yo era todo menos constante, y miradme. No os pongáis metas lejanas o sueños imposibles. Dividid la meta lejana en metas más sencillas y realistas. Solo así se puede avanzar.

Bueno, nada más, solo quería explicaros esto y desahogarme un poco. Espero que este año os haya ido bien, y que el 2016 esté lleno de mejorías. La vida es difícil, pero somos nosotros los que tenemos que mejorarla, es nuestro deber y nuestra responsabilidad, nadie es dueño de tu vida, solamente tú. Y si tienes un sueño, cúmplelo, no te quedes mirando por la ventana cómo pasan los días, no dejes que nadie te diga lo que debes hacer. Aprovecha el tiempo que tienes en lo que te haga feliz, feliz de verdad, esfuérzate en lo que quieres, afronta tus problemas de cara y supéralos.

Muchas gracias a los pocos que seguís merodeando por este blog, por mi Twitter, por mi Goodreads o donde esté, y os deseo de todo corazón un año brillante, mejor.

Laura TvdB

1 comentario:

  1. Qué bien ya te queda menos. A mí sí que me ha ido peor, no he podido terminar nada de los que he empezado principalmente por desmotivación y por otro lado ocupado a tiempo completo. Espero que 2016 sea diferente. Feliz año.

    ResponderEliminar

Aquí puedes opinar, criticar o comentar acerca de lo escrito, siempre con respeto y educación hacia mí y hacia otros lectores. No hace falta tener cuenta. Te pido, por favor, que cuides tu expresión escrita.