domingo, 30 de noviembre de 2014

Crítica de "Los juegos del hambre: Sinsajo" (Parte 1)

Crítica editada a marzo de 2016.

¡Hola! Como lo veis. Vi la película la semana pasada en el cine. Por un lado tenía mucho miedo a que la hicieran mal, porque en el libro la trama es sencilla y lo que destaca es el desarrollo psicológico de los personajes. Voy a hacer como en la crítica de En llamas: voy a dar por supuesto que habéis leído el libro.

AVISO: SPOILERS DE LAS DOS PRIMERAS PARTES.

 Sinsajo es un libro bélico, violento, impactante. A mí por un lado no me gustó, y por otro hubo algunas escenas que me chocaron tantísimo que me quedé de piedra en su momento. Y es que es un libro de instantes. Una novela muy dura, durísima. Porque Katniss está chocada por todo, por la destrucción del Distrito 12, por los juegos, y, sobre todo, porque el Capitolio tiene atrapado a Peeta, y ella es consciente de que es por su culpa, y que ella misma había prometido que lo protegería con su vida. Todo eso, junto con la presión que tiene por ser el símbolo de la rebelión y la obsesión por proteger a su hermana Prim hacen que tenga un estado mental frágil, o, dicho de una manera más clara, se pueda volver loca. Y eso es lo que yo temía de la película, porque pueden hacerse escenas de acción fácilmente, pero ¿cómo van a mostrar lo que le pasa por la cabeza a Katniss, y, en menor medida, a Peeta, a Finnick, a Coin, a Gale? Encima, me enfadé bastante cuando me enteré de que lo habían dividido en dos partes (ejemDINEROejem) porque no hay dos tramas, hay una sola línea argumental y es muy básica, así que ¿dónde lo cortarían? Me temí que lo cortaran en el punto de inflexión de la novela, donde SPOILER Peeta llega al 13 completamente mutado FIN DE SPOILER, y tenía razón.

Bueno, que me voy por las ramas: la película me ha parecido correcta, bien hecha. El problema principal que tiene es, precisamente, que la trama se ha estirado demasiado.
La adaptación está francamente bien, no se saltan nada importante del libro, todas las escenas-momentos están tal cual, expresados con fidelidad. Pero las imágenes de los bombardeos dan una angustia que ni siquiera el libro daba, está lograda la impotencia de Katniss, y cómo se va rompiendo poco a poco. Otra cosa que me temía era cómo iban a hacer a Peeta, porque el actor (Josh Hutcherson) no me convencía; podía pasar en las dos primeras, pero en la tercera tenía que hacerlo bien o se iba a cargar toda la película.
Me impresionó, porque lo hace muy bien también. Sus breves apariciones chocan (a mí me chocaron, desde luego), y evoluciona de una manera lógica, según lo torturan más y más.
Por lo tanto, las actuaciones protagonistas, tanto la de Jennifer Lawrence de Katniss como la de Josh Hutcherson de Peeta me han parecido buenísimas, de verdad; creo que esa es la diferencia fundamental de las adaptaciones de Los juegos del hambre con respecto a otras sagas juveniles.
Sin embargo, como ya ocurría en las películas anteriores, los personajes secundarios se dejan en un segundo y tercer plano. Finnick casi no sale, cosa que me ha parecido fatal por su importancia en la vida de Katniss; Gale solo aparece como soldado guaperas, el equipo de cámaras es un cero a la izquierda (poco menos que en el libro, también hay que decirlo), y los únicos que se salvan son Coin y Plutarch Heavensbee, que están más o menos bien caracterizados. Prim está ahí colgando, igual que la madre de Katniss y Haymitch, que tampoco me ha gustado en esta película. El personaje de Snow se conoce un poco más, eso sí. Un cambio del libro a la peli que me ha gustado es la aparición de Effie, porque le da un toque de humor a esta película tan triste.
Un último apunte sobre los personajes: si bien estas películas me están gustando mucho como adaptaciones, hay un cambio que me parece crucial y atroz: en las películas intensifican la relación de Katniss y de Gale. A ver, si bien se puede decir que hay un triángulo amoroso (leve) en la trilogía, para nada es lo más importante. La relación entre Katniss y Gale no es de novietes ni de besitos, es una amistad estrechísima que Katniss no sabe si desemboca en algo más o no, pero de todos modos no hay escenitas románticas entre los dos. Pero, claro, eso no se podía expresar tal cual en la película porque no atrae a las masas. Error.

Por otro lado, la calidad técnica es encomiable. La visión del distrito 13 es acertada, aunque poco original, las escenas de los rebeldes (aunque me han parecido MUY estúpidos, ni siquiera llevan escudos para protegerse de las balas) están bien metidas entre promo y promo. La visión de la guerra es espeluznante: los heridos del Distrito 8, el bombardeo en el Distrito 13... conciencia al espectador de lo horrible que es vivir en una situación así, no sólo por el riesgo de muerte, sino también por el riesgo de que afecte a la salud mental.

La música está bien, me ha gustado, aunque no me ha llamado tanto la atención como en la película anterior. El tema The hanging tree (o la canción del ahorcado) es bueno, acertado y con un in crescendo perfecto. Eso sí, debo recalcar, al igual que en mi anterior crítica, el doblaje: la que dobla a Katniss al castellano, aunque hace un buen trabajo cuando habla, no sabe cantar. Vamos, que se supone que Katniss canta bien, sin gallos y entonando.

En resumen, las pegas que he encontrado son: no hacía falta dividir la película en dos y se ha estirado la trama, falta de desarrollo en personajes secundarios, alguna escena poco creíble, clichés al copiar desarrollo de escenas de acción (rebeliones, misión para salvar a Peeta) o ambientación (Distrito 13).

Pero me ha gustado. Me ha sorprendido que a algunas personas no les ha gustado, sobre todo a los que no han leído el libro. Y por eso voy a decir lo siguiente:

Lo que hace especial a la saga de Los juegos del hambre es que, quitando su calidad literaria regular, algunos prototipos, la acción y demás, tiene una filosofía detrás, que se expone en los dos primeros libros y se desarrolla completamente en el tercero; y los personajes tienen vida, no son maniquíes que llevan al cabo la acción argumental; evolucionan, sienten, se equivocan, hay veces que los queremos y veces que los odiamos. Eso hace estos libros especiales. Y en Sinsajo (Parte 1) hay que fijarse en el desarrollo de personajes más que en la trama. Hay acción, sí, pero Katniss no la protagoniza. Bueno, ¿y qué? Fijaos en la complejidad de cada persona, en el horror de Katniss, la mirada desviada de Peeta, el manduconeo de Coin y las escasas metas de Plutarch. Sentid el dolor al pisar las cenizas del 12, la determinación al enfrentarse a la tiranía, la angustia al oír las bombas. Eso es lo que importa.

Espero que la segunda parte sea como esta o mejor.
¡Hasta pronto!




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Aquí puedes opinar, criticar o comentar acerca de lo escrito, siempre con respeto y educación hacia mí y hacia otros lectores. No hace falta tener cuenta. Te pido, por favor, que cuides tu expresión escrita.