viernes, 1 de marzo de 2013

Recomendación cinematográfica: "¡Rompe Ralph!"

¡Hola! Después de semanas con un gripazo de aúpa, vi mi blog muy solo. Y es que me temo que hasta Semana Santa, nada. Pero tenía muchas ganas de recomendaros alguna película o libro, porque últimamente las pelis que veo me encantan (Lo imposible, Sin reservas, Diamantes de sangre, y otras que ya no me acuerdo, jiji).
Total, que hace ya unos meses vi ¡Rompe Ralph! en el cine y me encantó. Por si no lo sabéis, me gustan mucho las películas de Disney aunque no tenga siete años, pero a veces me daba la sensación de que estaba perdiendo su cosilla... excepto con Enredados. Total, que me asombró que esta película fuera de Disney y no de Pixar, porque tiene toda la pinta. La vi con mis primitos y ellos también salieron encantados.

La película se ambienta en unos recreativos. Fix-it Felix (ReparaFélix Junior, en español) es un juego de los años 80 que consiste en que el "malo", Ralph, rompa un edificio y el "bueno", Félix, lo arregle. A Félix siempre le dan una medalla y le quieren, pero a Ralph lo discriminan y huyen de él. Por eso se cansa de ser siempre el malo y abandona su juego en busca de una medalla que le convertirá en un héroe.

El argumento y el ambiente son tremendamente originales. Alguien me dijo por ahí que la idea le recuerda a Toy Story, ya que los personajes de los videojuegos cobran vida cuando los recreativos cierran. A mí lo cierto es que Toy Story nunca me gustó, pero bueno. El comienzo de la película es buenísimo. A todas las personas que han jugado alguna vez al Pac-Man, a Sonic, a Mario Bros... hacen referencias continuas a videojuegos que ahora ya no están de moda, pero una vez fueron lo más. Te transportan a tu infancia de una manera moderna. Yo no soy partidaria de estar doce horas diarias enganchada al Mario Kart, pero me gustó mucho en su momento, y me da algo de nostalgia esas referencias en la película.

Tiene muchos puntos de humor y personajes entrañables, como Vanellope. La película te va explicando todas las normas de los  videojuegos (la estación central de videojuegos, el no poder morir fuera de tu juego porque no te regeneras...), y son importantes en el transcurso de la trama.
Asimismo, se crea un choque de juegos de distintas épocas. El juego de Ralph es muy básico porque es de los 80, pero luego hay otro que es Sugar Rush (un Mario Kart hecho de chuches y muy rosita) que se nota que es más de los 90, y por último, Hero's duty, que es moderno y de ametralladoras.

La música es del estilo videojuego, pero muy acertada. Me encantaron los temas principales y te mete completamente en el ambiente de juego. Compuesta por Henry Jackman (yo no lo conocía, la verdad).
A continuación os dejo los dos temas que más me gustaron, y después el tráiler.

Una película para toda la familia, original, con una historia preciosa, muy imprevisible (vamos, yo no sabía lo que iba a pasar hasta el personaje decía "Voy a hacer tal"), personajes muy entrañables y muchos momentos de risas o de "¡Anda, yo jugaba a eso!". Aunque no sea como las películas de princesas de Disney, es muy recomendable.