domingo, 12 de agosto de 2012

Sonrisas y lágrimas.

Después de ¿dos? meses sin actualizar, por fin he escrito algo potable. Es una divagación filosófica, o un microrrelato, no sé muy bien. Es bastante personal, pero creo que nos ha pasado a todos. Os recomiendo una canción de fondo: la banda sonora de la película Gladiator, "Now we are free". Creo que le pega bastante al texto. Ah, y no tiene nada que ver con la película, simplemente me pareció acorde para lo que trataba. Espero que no os decepcione y comentéis.

Sonrisas y lágrimas

Soplé y la densa capa de polvo que descansaba sobre el álbum de fotos voló en todas direcciones. La primera página no era una presentación. Fecha: 22 de noviembre de 2000. En la foto, mi madre me cogía en  brazos, a pesar de que ya no era tan pequeña. Yo lloraba.

Segunda página: cumpleaños. Soplaba las velas, a mi lado las tres amigas francesas, de las cuales dos se fueron a vivir a Londres dos años más tarde. La tercera se mudó a Bruselas.
Jamás las volví a ver.

Siguiente foto: mi muñeca Paloma, a la que mi hermano había sumergido en el váter para hacerme de rabiar y se le habían quedado unos pelos que ni Einstein la superaba.

A mi memoria acudieron las películas que entonces eran mis preferidas y de las que mi amiga y yo repetíamos las frases sin parar: La Sirenita, 101 dálmatas, Los increíbles; otras, que las vi de pequeña aunque no fueran acordes con mi edad. Terminator, Predator 2, Pompeya, Gladiator. La melodía de esta última película se me grabó en la cabeza mientras pasaba hojas y recuerdos.

La última página estaba en blanco. La llené con mi firma y la fecha. Y con una lágrima que rodó sin querer por mi mejilla y cayó, mojando el papel.

La niñez acaba cuando se recuerdan esos detalles que uno hacía de pequeño. Tonterías, tal vez, pero tonterías con las que uno crece y uno aprende. Cuando se recuerdan esos momentos y se quieren revivir, pero no se puede, ése es el instante en el que has madurado.

Cerré el álbum y con un tenue "Adiós" apagado, me despedí de mi infancia para siempre.

Aunque no quisiera.

Laura TvdB, 12 de agosto de 2012.